Emprendedores latinos: cuando las turbulencias económicas son la mejor escuela de negocios

Entre la autocrítica y el reclamo de mejores condiciones, empresarios de la región buscan seducir los mercados globales

Las condiciones económicas siempre turbulentas y la falta de condiciones para el despliegue de nuevas empresas son dos de las razones que inversionistas globales señalan entre sus reparos a la hora de apostar a proyectos latinoamericanos. Sin embargo, reconocen la resiliencia latina y el talento de la gente demostrado en empresas exitosas e ideas de exportación. Emerge Américas 2017, el foro de tecnología y negocios regional que reúne a representantes de universidades, empresas, emprendedores e inversores en dos días de charlas y oportunidades de negocios.

El fundador del evento, que este año va por su cuarta edición, es Manuel Medina, un billonario cubano americano que supo conquistar a Verizon y venderle su compañía de servicios en la nube Terremark por 1400 millones en 2011, y que ahora apuesta a la ciberseguridad con Cyxtera.

“El mundo aún nos mira como la región con gran potencial pero no podemos terminar de salir de eso y ser una vez por todas ese potencial. Buscamos en este encuentro demostrar el gran talento y calidad de proyectos y hacer converger a las mejores universidades, empresas e inversores en una charla que genere impacto concreto”, explicó Medina.

El encuentro contó con las disertaciones del co fundador de Apple, Steve Wozniak, que repasó los modos de innovar y cambiar las reglas del mercado de la empresa de la manzana. También participó Pitbull, el cantante norteamericano de ascendencia cubana. El músico agitó el escenario con su estilo único, pero sin cantar, sino que contó cómo emprender y hacer negocios en contextos desfavorables. “Tener éxito es tener acceso a pasarla mal en exceso, no se dejen engañar”, le dijo a la multitud que lo aplaudió a rabiar.

Por su parte, Uri Levine, el co fundador de Waze, enfundado en sus ya clásicas remeras con frases motivacionales, explicó cómo elige sus proyectos y aseguró que faltan emprendedores en Latinoamérica. “A mí lo que me motiva es generar un impacto en un problema común para millones de personas, eso es lo que me mueve. Hay otros emprendedores que los motivan otras razones, pero mi propósito es generar impacto”.

Levine también hizo hincapié en la importancia de elegir bien el equipo de trabajo para el éxito de los proyectos y en no tolerar a “idiotas brillantes”, porque terminan contaminando al grupo y al emprendimiento en general. También se refirió a que sin fracasos no hay innovaciones posibles. “Si no estás dispuesto a perderlo todo y a volver a vivir a lo de tus padres por lograr ese proyecto, no lo estás intentando lo suficientemente fuerte”, desafió el empresario.

La conferencia también tiene como objetivo mostrar a la ciudad de Miami como un polo de innovación e inversiones de Latinoamérica con el mundo. Durante el 12 y 13 de junio en el Centro de Convenciones de Miami y ante más de 6000 asistentes, decenas de CEO de compañías de toda la región las estrategias de que están llevando adelante para lograr la transformación digital y aumentar la competitividad hacia el mundo.

LA NACION conversó con los principales sobre las barreras, oportunidades y diferenciales de los proyectos regionales:

Blanca Treviño

CEO Latinoamérica de Softek, desarrolladora de software

¿Faltan regulaciones que ayuden a generar mejor ambiente de negocios?

Definitivamente un entorno regulatorio favorable ayuda. Pero si te fijas en los ejemplos de empresas como Tenaris o Embraer, todas tienen una trayectoria de trabajar en mercados con condiciones cambiantes. En muchas ocasiones condiciones adversas, y en otras favorables. Pero han sabido ajustarse y saberse dueños de su propio destino”.

“El sector empresarial siempre va a buscar mejores condiciones legislativas, mejores condiciones laborales, mejores condiciones regulatorias. Nunca va a existir el entorno regulatorio ideal. Pero tener una visión de ser competitivos a nivel global es lo que saca adelante a las empresas y las hace exitosas”.

Pablo Verdenelli

CEO y fundador WELO, de la plataforma para crear y compartir clips de TV en tiempo real

¿Por qué no hay más emprendimientos regionales que trasciendan hacia mercados más desarrollados?

“Los emprendedores latinoamericanos no pensamos en grande en general, nos cuesta mucho confiar en podemos ser globales. Nos cuesta creer que podemos tener ese rol. Me tomó años darme cuenta de eso y animarme a salir a competir. Tenemos un tema cultural de riesgo implícito en el contexto en el que llevar a fuera lo que hacemos se vuelve complejo”

“Los países que hicieron expansiones fuertes, como Israel en su momento, lo primero que piensan es en que tienen que ir a todo el mundo, no se les ocurre otra cosa. El chip de pensarnos globales nos falta y es importante para jugar en las ligas principales de cada industria. No es un tema de regulaciones ni de impuestos, falta tener menos miedo”.

Manuel Medina

CEO fundador Emerge Americas y Cyxtera

¿Cómo ve a la Argentina como polo de innovación?

“Ya no tenemos el nivel de preocupación de hace unos años respecto des escenario de negocios y económico argentino y estamos entusiasmados con los cambios de los últimos 18 meses que alientan al emprendedor. Todavía hay mercados más simples para tener empresas como Colombia y por eso estamos ahí. Hay que seguir vinculando a todo el ecosistema emprendedor y de educación con las empresas e inversores”.

¿Qué la falta al empresario regional para convencer en mercados más desarrollados?

“Hay mucho miedo a no tener éxito y hay un estigma del fracaso. Si conozco un emprendedor que ha tenido dos o tres fracasos es un emprendedor bueno para mí, porque lo ha intentado, en Latinoamérica si fracasaste es el fin. Este estigma debe desaparecer, en EEUU y en Europa no existe. Los gobiernos pueden ayudar a creando vehículos para facilitar el comienzo de los emprendimientos”.

Silvina Moschini

CEO y fundadora SheWorks

¿Cómo se genera confianza en inversores globales?

“Para ganarse a confianza la Argentina y todo Latinoamérica tiene que traer transparencia en los procesos de trabajo y una actitud seria de compromiso que se base en hechos y cumplimiento de las promesas. Pensar un nuevo modo de feedback también, que está cambiando, relacionado a mejora continua y compromiso que genera relaciones de confianza y a largo plazo”.

¿Cómo se inicia un camino de transformación digital?

“Las compañías tradicionales tienen que pensar más como las organizaciones exponenciales, con estructuras más flexibles. Que se tomen la transformación digital como una oportunidad para mejorar las relaciones con sus canales, clientes, proveedores y fuerza laboral que es, cada vez menos de empleado, sino una fuerza de trabajo distribuido que se llama talento líquido, modelos mucho más on demand, más dinámicos”.

Claudio Muruzabal

CEO de Latinoamérica SAP

¿Qué falta aprender para que haya más compañías innovadoras?

“Tienen que cambiar las regulaciones, que sea mucho más simple construir una empresa por ejemplo, y también que sea más simple poder salir del fracaso. Porque el fracaso no solo tiene mala connotación desde el punto de vista social, sino que la legislación atenta contra poder recuperarse de una quiebra o convocatoria”.

¿Qué es lo mejor del trabajo latinoamericano?

“Tenemos un tipo de creatividad que viene de vivir con limitaciones y falencias y tenemos un talento que es reconocido en cualquier parte del mundo. En la medida que las empresas tengan la gente adecuada, equipos de liderazgo adecuados, podrá tener una estrategia y en ese proceso, construir una cultura organizacional global e innovadora”.

 

Fuente: La Nación

Lanzan el primer buscador digital avanzado sobre la Constitución Argentina

La plataforma online permite buscar por partes, temas y palabras en todo el cuerpo del libro; su foco, simplificar el acceso y el conocimiento de los derechos y obligaciones de ciudadanos y funcionarios

Hace dos años Agustín buscaba información sobre unos artículos de la Carta Magna, y tuvo dificultad en trabajar sobre los artículos: sólo los encontraba en PDF en en sitios muy viejos que le arrojaba la búsqueda de Google. Esto lo llevó a pensar en la utilidad que tendría contar con una plataforma de fácil acceso a toda la Constitución Argentina.

Así, Agustín Giménez, licenciado en Comunicaciones Digital y especialista en marketing, habló con Lucas Nikitczuk, dueño de un estudio de diseño y branding para crear Laconstitucion.com.ar, una plataforma online sencilla, abierta y utilizable en todo tipo de dispositivos, que permite consultar el texto entero de la Constitución

El armado

Para trabajar en la creación de la plataforma online el equipo trabajó durante semanas en la clasificación tanto de artículos como de secciones. “Una vez terminado ese proceso diseñamos la forma de poder entender el objetivo de cada parte y lo bajamos a un esqueleto inicial. Luego el equipo de diseño le dio vida al sitio web y trabajaron sobre el buscador, los resultados que muestra, las diferentes formas de buscar y cómo evitar malas experiencias de usuario”, le explicó Giménez a LA NACION.

El proyecto es sin fines de lucro y busca democratizar el acceso a la Constitución y facilitar el trabajo de estudiantes, abogados y la ciudadanía en general que necesite consultar la obra. Puede consultarse por partes, secciones y palabras clave. En el diseño se buscó la simplicidad para una navegación lo más intuitiva posible.

Agustín Gimenez también es conocido por otro proyecto: el bot @LosSimpsonEnTv, que avisa en Twitter qué capítulo de la familia de Springfield está al aire.

Fuente: La Nación

El efecto del exceso de reglas

No es lo mismo que te orienten sobre qué camino te puede convenir para llegar a un lugar o desarrollar un proyecto a que te marquen la ruta estricta de la que no podés desviarte un centímetro ni decidir el más mínimo movimiento para alcanzar el mismo fin. No trabajamos igual cuando contamos con cierta libertad de acción que cuando estamos encorsetados de principio a fin.

Meghan Biro, experta en recursos humanos y fundadora de la consultora TalentCulture, explica en su libro Employee Experience que cuando las compañías imponen demasiadas reglas se transforman en asesinas de la productividad, ya que estas hacen que las personas se sientan asfixiadas y subvaloradas en su potencial. Y aunque es verdad que muchas organizaciones comienzan a ser más laxas en sus exigencias de tiempo trabajado en la oficina u ofrecen un mejor balance y bienestar personal, aún es alta la burocracia, el exceso de procedimientos y las reglas que están entre las principales razones que nos desmotivan y nos alejan de algo que deseamos cada vez más: autonomía.

Biro describe cómo la reducción de reglas incrementa el cumplimiento de las obligaciones. Las personas con posibilidad de compartir ideas, dar opinión y encontrar un modo de comunicación interna fluido en la oficina se consideran más felices y comprometidas con sus empleadores. Esto implica un estilo de comunicación en el que los directivos comparten información asiduamente y permiten que las opiniones de su equipo trasciendan las jerarquías. Para Eugenio Marchiori, profesor de la escuela de negocios de la Universidad Torcuato Di Tella, la autonomía (con menos burocracia y reglas) representa una forma de innovación para conseguir un desarrollo sustentable. “La resolución de este dilema se encuentra arraigada en el ADN cultural de las organizaciones. Aunque hay reglas explícitas, las que tienen mayor impacto son las implícitas en la cultura”, dice.

Para Marchiori, las mayores dificultades se presentan en entornos cambiantes con productos y servicios de alto valor agregado. “En este caso las reglas pueden resultar un corsé para la creatividad, el gran daño que produce la burocracia es la pérdida de responsabilidad individual”, opina. Así, las personas se preocupan más por cumplir su parte del proceso sin pensar en las consecuencias de sus acciones. Una organización donde los individuos se apegan a las reglas sin sentido crítico se arriesga a no responder de manera adecuada al entorno.

Para innovar hay que tener libertad, ya que muchas veces las reglas implican falta de confianza y para crear cosas nuevas se requiere confianza. Eso cree Alejandro Melamed, experto en recursos humanos y autor de El trabajo del futuro, y el futuro del trabajo. “Cuando hay tantas reglas estrictas se elimina la agilidad, una palabra clave en el mundo actual de los negocios”, dice. Melamed explica el concepto de Freedom with a Framework, que podría traducirse como Libertad de trabajo, con ciertos lineamientos pero con pocas reglas. Las personas quieren ideas claras, pero también libertad para decidir por cuenta propia, autonomía para definir sus prioridades y flexibilidad para ir ajustando en función de su visión personal y particular. “Las organizaciones que saturan con demasiadas reglas y condiciones infantilizan a sus equipos, ya que en lugar de tratarlos como adultos con capacidad de decisión e innovación, les terminan fijando cada paso que deben dar. Considero que la clave es transformar las reglas por lineamientos, y el pensamiento podría estar más direccionado en fijar los límites y brindar la libertad para actuar dentro de ellos”, cierra.

Dotar de más autonomía se puede intentar en varios niveles: en la tarea, en el equipo, en el tiempo o en las técnicas para llegar a una meta. El autor y emprendedor serial Seth Godin dice que para él el arte consiste en escoger cuáles son sus límites. “Esa es la autonomía que más persigo, la de tener la libertad de elegir mis propios límites.”

Fuente: La Nación

Emiliano Kargieman: “Tendremos fábricas de paneles solares y manufactura pesada fuera de la Tierra en los próximos 15 años”

Minar asteroides, construir paneles solares en la Luna, poner una sede de una compañía en órbita y tener colonias semi permanentes en el espacio, son algunas de predicciones de este argentino pionero en el mundo de los nanosatélites

Treinta oradores nacionales e internacionales, investigadores y referentes con distintas miradas sobre el impacto de la tecnología en los campos de la educación, el trabajo, la salud y el mundo emprendedor fueron parte anteayer de InnovatiBA 2017, el evento de innovación organizado por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en la Usina del Arte, donde se acercaron más de 1200 asistentes.

En ese marco, LA NACION habló con Emiliano Kargieman, fundador de la empresa de nanosatélites Satellogic, que la semana consiguió una capitalización por 27 millones de dólares de un grupo de inversión para continuar con la fabricación y puesta en órbita de cientos de satélites alrededor de la Tierra en la próxima década, similares al nanosatélite Milanesat, el sexto de la compañía, que puso en órbita hace dos semanas. La inversión le permitirá continuar con sus pequeños satélites, especializados en la obtención de imágenes de alta resolución e hiperespectrales (obtienen información en espectros no visibles para tener información sobre humedad, temperatura, etcétera).

Más nanosatélites

-¿Qué estamos aprendiendo con las constelaciones de nanosatélites?

-En lo que estamos trabajando en Satellogic es en cuantificar la Tierra. Estamos poniendo una red de sensores alrededor de la Tierra para poder medir lo que pasa en el planeta en tiempo real, para poder tomar mejores decisiones. El impacto real que eso va a tener está en cada uno de los individuos del planeta. Poder tomar decisiones que tengan un impacto mejor y más direccionado hacia lo que queremos en gestión de recursos naturales, en producción y distribución de alimentos, en energía. Que son los grandes temas en los que debemos optimizar al máximo lo que hacemos, para poder soportar la vida de lo que somos ahora, y por ahí 9 mil, 10 mil millones de personas en los próximos años.

-¿Cómo van a ser los próximos lanzamientos de Satellogic?

-En agosto lanzamos dos nanosatélites más. Y el año que viene vamos a lanzar entre 12 y 18, en 3 o 4 lanzamientos.

Minar asteroides

-¿Cómo vamos a usar el espacio estelar en los próximos años?

-Tiene mucho sentido empezar a hacer en el espacio ciertas cosas que hoy hacemos en la Tierra, por una cuestión económica y ecológica. En particular, creación de energía y manufactura, y lo que tiene que ver con la industria pesada. También el desarrollo de materiales en micro-gravedad. Un poquito más a largo plazo vamos a tener que ocupar de manera permanente o semi-permanente la órbita alrededor de la Tierra, y probablemente la Luna, para empezar a desarrollar la infraestructura que necesitamos para hacer generación de energía en el espacio. Para hacer explotación de recursos naturales de asteroides, por ejemplo.

-¿A cuánto estamos de eso?

-Está todo en el horizonte de la tecnología que estamos empezando a desarrollar ahora; vamos a poder empezar a aplicar esas cosas en los próximos 10 a 15 años en distintos niveles. Pero creo que hay ya oportunidades inmediatas, a empezar a desarrollar la tecnología que vamos a necesitar, como utilizar los materiales de un asteroide, quizás la mejor es capturar un asteroide, estrellarlo contra la Luna y eso requiere que tengamos una estructura para hacerlo.

-¿Cómo se captura un asteroide?

-Depende del tamaño del asteroide, pero puede ser tan sencillo como usar una red. No son tan sólidos como uno cree; la mayoría son como cúmulos de arenas, que flotan por ahí, unidos por un poco de gravedad. Quizás la manera más sencilla es de capturarlos es con una bolsa de 10 km de diámetro y algún sistema de propulsión muy sencillo. Que te vaya trayendo el asteroide de a poco.

-¿Te imaginás estaciones espaciales privadas en órbita?

Sí, completamente. Creo que hay un montón de cosas que empiezan a dar sentido a la micro-gravedad. El desarrollo de compuestos biológicos por un lado y en investigación, en medicina y en biología. Por otro lado en investigación de nuevos materiales, en cuestiones de óptica. Hay cosas que son muy difíciles de construir en la Tierra porque la gravedad molesta.

-¿Cuáles?

-Construir grandes telescopios en la Tierra es muy difícil, porque necesitás una precisión nanométrica sobre superficies muy grandes. Y la gravedad tiene efectos sobre los materiales que hace que eso sea muy difícil de lograr. En el espacio no tenés ese problema. Entonces hacer estructuras gigantes en el espacio tiene mucho más sentido que hacerlo en la Tierra; por ejemplo, granjas de paneles solares. Van a permitir bases de trabajo fuera de la Tierra.

Vivir en la Luna

-¿Los humanos vamos a vivir fuera de la Tierra?

-Iremos ocupando el espacio en olas. Me imagino estaciones espaciales privadas, la profesión de astronauta privado que por ahí se prepara 5 o 6 años. Estudia como si fuera el equivalente a una carrera universitaria, para tener la capacidad de hacer determinados experimentos en el espacio, y después se va por 6 meses en una estación espacial y gana suficiente dinero como para volver a hacer eso otra vez durante 5 años.

-¿Cómo influyen en esto los proyectos de Jeff Bezos de turismo espacial, o la posibilidad de reutilizar cohetes como está probando la firma de Elon Musk?

-El cuello de botella que tenemos hoy para muchas de estas ideas es el costo de poner cosas en órbita; estás hablando de materiales, el costo de un satélite de 10 mil a 20 mil dólares por kilo. Cuando estás hablando de poner gente en órbita, los costos se disparan.

Hacer cohetes reutilizables te puede bajar un 15% el costo, no va a ser un cambio revolucionario. Para ser un cambio revolucionario tenés que llegar a lo que es como el “ideal” del avance en tecnología para poner cosas en órbita, que sería tener la posibilidad de tener una especie de avión que despegue con una sola etapa, sin que desprendan partes ni nada, llegue a órbita, deje su carga y después vuelva a bajar, y que puedas reusar todas las veces que quieras.

-¿Qué se necesita para que esto sea una realidad?

-No tenemos desarrollada la tecnología que nos permita hacer eso. Veremos si serán motores de fusión de plasma, propulsión externa, microondas o con láser. Es un grupo de tecnologías que van a converger en los próximos 10 a 15 años que nos van a permitir hacer eso. Esa va a ser la verdadera revolución de salir de la Tierra. No creo que vaya a ser con la tecnología en la que hoy están invirtiendo Musk o Bezos, será una nueva generación de compañías. Mientras tanto, como pasos intermedios son muy valiosos, porque van a reducir los costos que existen hoy.

-¿Tengo que ir reservando pasaje a a Luna?

-Al principio vas a tener por un lado la explotación de una industria de subsistencia en la Luna. De extracción de agua, de oxígeno, como para permitir vivir de manera permanente y para generar, por ejemplo, combustible para cohetes. Creo que después vamos a tener una industria de construcción en la Luna para la infraestructura que necesitamos, para sacar de la Luna lo que fabriquemos. Eso en mi cabeza son trenes magnéticos, probablemente. O eventualmente quizás, un ascensor espacial.

-Dijiste que minar un asteroide puede ser más fácil que extraer petróleo.

-Un gran esfuerzo de desarrollo científico, tecnológico y de riesgo llevó aprender a extraer petróleo de la plataforma submarina. A miles de metros de profundidad. Ese esfuerzo es comparable en costos y en riesgo al esfuerzo de ir a minar un asteroide, y la recuperación de la inversión es similar. En ese sentido, si tuvo razón de ser para las empresas de petróleo empezar a hacer las inversiones para aprender a extraer petróleo de la plataforma submarina, es lógico hacer inversiones para extraer los materiales de los asteroides. Como tiene sentido económico, es muy fácil imaginar que eso va a suceder. La tecnología esencialmente la tenemos.

-¿Vamos a ir a Marte en 2030 como promete Elon Musk?

-Creo que Marte puede tener más un sentido mediático que uno real. La Luna es un objetivo mucho más razonable y más útil. Igual, me encantaría retirarme en Marte, así que le deseo la mejor de las suertes a Musk en su idea.

Inteligencia artificial y el futuro del empleo

-¿Hay innovaciones actuales que te inquieten?

Me inquieta el efecto que va a tener el desarrollo de inteligencia artificial en una gran distribución y reformulación y evaporación de trabajo a nivel global.

-Hay bandos de pesimistas y optimistas respecto del empleo de las personas y el avance de las tecnologías ¿Te situás en alguno?

Yo trato de ser realista. Estamos en un escenario donde gran parte de la población no va a estar en condiciones de aportar valor en los próximos 10 a 15 años. Y donde va a ser difícil reconvertir a esa gente para que pueda aportar valor. Entonces eso nos fuerza a pensar cómo hacer sociedades redistributivas y cómo sostener a una población que no va a poder insertarse en el tejido productivo. No solamente en la Argentina, sino en todo el mundo. Creo que lo que se viene ahora es mucho peor que esas dos cosas. Yo no me la puedo imaginar a priori sin un gran trabajo de coordinación, sin un gran trabajo de prevención, sin un gran trabajo de construcción de infraestructura. No me la puedo imaginar sino como algo realmente catastrófico.

Estamos en un escenario donde en los próximos 20 años los algoritmos van a generar más valor que las personas. Eso es lo que hay que pensar. Cómo en una sociedad así podés sostener los derechos básicos universales, de alimentación, salud, un techo, educación.

-¿La asignación universal te parece una idea viable?

-Es una idea que va en la dirección correcta pero no me parece viable. No me parece que vaya a funcionar. Me parece que hay otras ideas, como la de los activos universales básicos. Me parece un poco más adecuada. Me parece que tampoco va a funcionar y que tampoco es suficiente. Yo pienso más en cómo democratizar el acceso a ciertas tecnologías básicas que permitan a cualquiera convertirse en autosustentable, desde el punto de vista de la energía, alimentación, salud, comunicaciones y educación. Creo que pasa más por darle acceso a la gente a las cañas de pescar que al pescado.

Al mismo tiempo que veo este escenario potencialmente catastrófico, las mismas tecnologías que estamos desarrollando tienen, por un lado, el potencial de ayudarnos a atacar estos problemas. De adaptar la educación, la salud y el desarrollo profesional, por ejemplo, de manera masiva para que la gente pueda reconvertirse a largo plazo.

-¿Cómo está la Argentina de cara a esto?

-Nos da una oportunidad muy grande. Si vos mirás las olas anteriores de globalización y lo que ha pasado, hubo ganadores y perdedores. En la primera fue el grupo G7, en la segunda los países que se industrializaron rápido durante los 90s. Y creo que en esta nueva ola la Argentina tiene el potencial de pasar del 0,8% del PBI del mundo al 8% del PBI del mundo, si juega bien el juego que tenemos que jugar los próximos años. Eso requiere muchísima decisión y visión. Y una dirección que hasta ahora ha sido difícil construir; sobre todo, requiere dejar de pelearnos por problemas coyunturales, y de discutir problemas del pasado y de pensar los problemas del futuro.

 

Fuente: La Nación

 

Otro Mundo lanzó Winter Ale, una cerveza de Invierno

Esta edición limitada elaborada con un complejo blend de maltas y lúpulos estará disponible exclusivamente durante la temporada invernal.

 

Junio 2017, Buenos Aires. Llegó el invierno y, como la mejor salida es quedarse en casa, Otro Mundo lanzó Winter Ale, una cerveza estacional elaborada 100% con productos naturales de primera calidad seleccionados por el Maestro Cervecero, e ideal para prepararse para la llegada del frío. Esta variedad se suma a las cuatro opciones que ofrece Otro Mundo actualmente en el mercado: Strong Ale, Golden Ale, Nut Brown Ale e India Pale Ale;  y se consigue en el tradicional envase de 500 cm3 a $59.

Resultado de una delicada combinación de maltas, lúpulos y la acción de una levadura de alto impacto aromático, Otro Mundo Winter Ale se caracteriza por la notable complejidad de esencias y sabores, lo que la hace ideal para maridar con las bajas temperaturas y las típicas comidas de invierno de elevado contenido calórico, como carnes bien sazonadas, además de ser una excelente compañía para quesos duros y chocolate amargo.

“Luego del lanzamiento de la India Pale Ale, nos propusimos volver al mercado con una cerveza estacional de características inéditas en el país. Por eso, nos sentamos con nuestro Maestro Cervecero, Marcelo Cerdán, a darle forma a la nueva receta de Winter Ale y hoy estamos muy felices de poder presentarla en sociedad. Confiamos  que será bien recibida por el público, quienes tendrán la posibilidad de disfrutarla este mismo invierno”, explicó Pablo Fazio, CEO y fundador de Otro Mundo Brewing Company.

Winter Ale de Otro Mundo contiene un complejo blend de maltas especiales que asciende a un 10% de su composición en base a dos variedades de maltas caramelizadas, producidas a partir de cebada y trigo malteado, respectivamente. Esta receta lleva el típico azúcar “candi” belga, adicionado durante el hervor del mosto. El contenido alcohólico es del 9%, su escala IBU es de 22 y no posee aditivos, conservantes ni coadyuvantes.  Se recomienda beber a una temperatura entre 6 y 8 °C. Presentada en el tradicional envase de 500 cm3, se consigue por $90 en bares, restaurantes y supermercados de todo el país.

MOVISTAR LANZA LA VENTA ANTICIPADA DE LOS NUEVOS SAMSUNG S8 Y S8+ CON UN PRECIO DIFERENCIAL

Los equipos incluyen Infinity Display, una pantalla que abarca de borde a borde el dispositivo, lector de iris y cámara Dual Píxel, entre otras innovadoras funciones.

Movistar informó hoy que sus clientes ya pueden acceder a la venta anticipada de los nuevos Samsung S8 y S8+ a un precio diferencial.

Los equipos pueden reservarse hasta el 8 de junio inclusive, ingresando a http://www.movistar.com.ar/promociones/samsung-s8.

La empresa ofrece los nuevos celulares Samsung a un valor promocional de $15.999 y $17.999 (precio al contado) para clientes individuos con plan One desde $600. Los clientes Premium y Emprendedores podrán adquirir ambos equipos a los mismos costos, con planes desde $580.

Todos los clientes de la compañía (Individuos, Premium y Emprendedores) podrán financiar la compra de estos equipos abonando con Ahora 18, con 18 cuotas fijas de $1085,88.- para el Samsung S8 y de $1221,66.- para el Samsung S8+.

Además, están disponibles en dos tamaños, Galaxy S8 de 5.8 pulgadas y Galaxy S8+ de 6.2. Este smartphone marca un hito en la historia de Samsung con Infinity Display, una pantalla única en su categoría, que permite una experiencia de visualización sumamente inmersiva en un dispositivo más compacto.

Otra de sus novedades es la incorporación de escáner de iris y reconocimiento facial como sistemas de desbloqueo. Para mayor privacidad del dispositivo y seguridad del usuario, pueden elegir entre 5 sistemas: escáner de iris, reconocimiento facial, huella dactilar, patrón y pin. Su cámara principal Dual Pixel de 12MP F1.7 diseñada para tomar las mejores fotografías aún en condiciones de baja luminosidad y su resistencia al agua al polvo, hacen al Galaxy S8 un compañero ideal para cualquier situación del día a día. Por otra parte, cuenta con el primer procesador de 10nm de la industria, que permite una mayor velocidad, eficiencia y rendimiento, con un menor consumo de batería.

Con este lanzamiento, Movistar continúa presentando productos innovadores, haciendo realidad ideas desafiantes que contribuyen a enriquecer el sector con una mayor pluralidad de iniciativas rupturistas capaces de transformar la vida de las personas a través de la tecnología de última generación.

Más información ingresando en: www.movistar.com.ar/tienda.