All posts by MartuRua

Periodista

Apagá tu teléfono

Despegarse del teléfono móvil es un desafío: existen aplicaciones que prometen límites al uso pero también técnicas caseras como desactivar la línea por unos minutos o esconder el aparato en un lugar secreto de la casa. Pablo Fernández y Martina Rua, dos especialistas en tecnología, dan consejos para ponerle un freno al dispositivo que domina nuestros días. Adelanto de La Fábrica de Tiempo de Editorial Conecta.

El arte de despegarse del celular

 Un mundo de posibilidades en tu bolsillo para el que nadie nos preparó. Eso es un celular con conexión a Internet pero no sabemos cómo lidiar con él. Además, somos poco conscientes de eso, tenemos a muchas de las mentes más brillantes de este momento trabajando para que la app que estás usando sea cada vez más adictiva con notificaciones o mecánicas que te hacen pegarte a la pantalla.

 Hay una serie de apps, como Forest, que te permiten tener bloqueado el celular como podés hacer con Pomodoro en el escritorio, pero también hay otros consejos simples que seguimos nosotros y nos han funcionado. El principal es apagar las notificaciones y el otro es tratar de no estar 100% atento al celular. Eso puede lograrse conservándolo en el bolsillo o, si no te queda otra, manteniéndolo arriba de la mesa boca abajo. De hecho, un estudio de la Universidad de Hokkaido en Japón sostiene que el solo hecho de tenerlo a la vista sobre la mesa ya genera una sensación de ansiedad que afecta la conversación que estás teniendo. Hemos hecho pruebas simples con amigos y si el celular no está a la vista todo fluye mejor. Probá y decinos.

Un golpe a tu relación con el celular puede venir de la mano de una app como “Quality Time”, que te dice cuántas veces desbloqueaste el celular y cuánto tiempo invertiste en cada app. Ver que lo destrabás más de cien veces por día puede generarte algún cambio.

Uno de los referentes a la hora de mejorar la relación con los celulares es Tristan Harris quien trabajando en empresas como Google se dio cuenta de que se estaba diseñando tecnología para ser adictiva y que eso generaba problemas con el día a día de las personas y las relaciones entre ellas. Él, además de estar 100% de acuerdo con apagar las notificaciones, sugiere, a través de su organización Time Well Spent, una serie de ideas:

-Escondé las apps: dejá la home de tu celular sólo para las aplicaciones que te ayudan a hacer cosas. Un mapa, por caso. El resto mandalo a carpetas dentro de tu celular para que sólo las puedas encontrar tipeando en la barra de búsqueda. Hacé dos páginas de apps. La primera con las apps relevantes para tu día a día y las otras más entretenidas metidas en carpetas en la segunda hoja.

-Evitá las interacciones innecesarias. Mantené el celular bloqueado cuando tomás fotos, así automáticamente volvés la pantalla de bloqueo al terminar.

-Tomate el tiempo para que las vibraciones de tu celular sean identificables.

-Comprate un reloj con alarma y cargá el celular fuera de la habitación.

 En línea con lo que comenta Harris creemos que el celular, que es el ejemplo máximo de otros dispositivos diseñados para engancharte, es una máquina de generar falsas urgencias. El último ejemplo en la Argentina es WhatsApp. Cientos de millones de usuarios en el mundo se sienten obligados a contestar cada mensaje que ingresa mientras están haciendo otra cosa. Este es un perfecto ejemplo de los 9 disparadores que marca Harris sobre cómo se diseñan este tipo de apps. Aquí aplicamos algunos de esos puntos a la plataforma de chat más usada para que veas que lo que quizá ves como algo inconsciente en realidad está diseñado para que gastes más tiempo allí:

-Reciprocidad y aprobación social. Los diseñadores de apps saben, y diseñan con eso en mente, que te vas a sentir forzado a contestar un “gracias” con un “de nada” o sumarte a una cadena de “feliz cumpleaños” en un grupo infinito. También saben que tiene un costo social abandonar un grupo de chat (¿o creés que no podrían evitar que aparezca en el chat quién se fue?).

-El FoMo: ya hablamos del miedo a perderte algo y cómo eso es clave para gran parte de la adicción online. Harris dice que, en línea con lo que pasa con los juegos de azar que tienen muchos adictos, siempre creemos que nos estamos perdiendo del contenido de alguna app. Esto es una trampa de la que recomendamos desconectarte (con cambios poco drásticos como reducir o apagar notificaciones) o al menos tomar conciencia.

-Feed infinito: otra promesa de este tipo de apps es que la diversión no termina. ¿No te quedó ningún chat por contestar? Podés empezar un nuevo efecto dominó comentando algo en el grupo de los amigos de la secundaria o ese cerrado de la oficina.

-Los mensajes que te interrumpen tienen más posibilidad de obtener atención. Por eso el chat está diseñado para hacer eso e, idealmente, mostrarte directamente la cajita de texto para contestar.

-Elecciones inconvenientes: “Yo elijo usar WhatsApp”, te dirán muchos, pero ¿elegirían abrirlo todo el tiempo si el logo dijera “vas a gastar los próximos 20 minutos aquí adentro”?

 Con esto no estamos diciendo que WhatsApp o sus futuros reemplazos son el demonio (de hecho, ha sido útil para hacer este libro), pero sí queremos develar cómo se construyen estas interacciones para que tomes decisiones conscientes sobre cómo usarlos.

Al estar diseñadas teniendo en cuenta que vivís en una sociedad, estas apps juegan con tu “culpa” de desconectarte. Por eso, si decidís bajar las notificaciones y enfocarte en lo que estás haciendo (sea llegar con el deadline o tomar algo con un amigo o familiar prestándole atención a lo que te dice), tenés que tener en cuenta que hay urgencias (tener un pariente enfermo) que son excepcionales y te pueden llevar a estar necesariamente atento a estos dispositivos, y todo esto se da de a poco, paso a paso.

 Además, si decidís bajar la atención a las notificaciones, debés comunicarlo a tu círculo cercano de familia, amigos y trabajo (que pueden estar en la misma lucha que vos para retomar el control de su tiempo). Alguno puede necesitar alguna excepción, *pero* no des por sentado que todos te necesitan 100% online sólo porque podés estarlo, ya que hace unos años no era así y en el futuro el desafío va a ser mucho mayor porque nadie podría apostar que las interrupciones serán menos en los próximos años. Quizá parecemos apresurados hablando de este problema, cuyo máximo exponente es la mensajería instantánea, pero a su vez es extraño que haya mucha bibliografía para domar el mail, pero no para hacer lo propio con el chat, una actividad que para muchos demanda más tiempo que el correo electrónico.


Pablo: Martu me pidió que les cuente esto. Hace unos años, cuando aparecieron los smartphones y yo los probaba por mi trabajo —hacía reseñas de equipos—, mi celular era un arbolito de Navidad. Todo lo que me instalaba tenía todas las notificaciones posibles, pero haciéndolo, se volvió obvio para mí y los que me rodeaban, que trabajar o estar en una reunión prestándole atención a eso y no a la gente que me rodeaba estaba simplemente mal.

Desde ese momento, empecé a leer todo lo que podía para mejorar esta situación (y todavía lo hago). Así, desde hace un tiempo, trato que mi celular no entre a la habitación (es clave dejar el cargador en otro lugar y comprar un despertador vieja escuela), apago todas las notificaciones y cada vez que cambio de equipo le dedico un tiempo a marcar los contactos que se podrán saltar cualquier notificación apagada. De más está decir que esto lo escribe alguien que vive en gran parte de trabajos relacionados con tecnología, no un tecnófobo. Nadie dice nada si querés leer tu celular, como si fuese un diario o un libro, no hay interrupción, sino una decisión consciente. La idea de este texto es simplemente que decidas conscientemente gastar o invertir tiempo en esa pantallita de 4 pulgadas. Esa decisión consciente se diluye cuando agarrás el celular para ver el último “corazón” (que sea un corazón no es casual) que recibiste y luego te quedás enganchado diez minutos más.


El diseño de estos equipos, y el uso social que se les da, cambiaron algunas prioridades que quizá perdimos para siempre, pero que vale la pena intentar conservar no por nostalgia, sino para que puedas trabajar más tranquilo: una llamada es urgente, un chat no es una llamada y un mail no es un chat. Para estar al día suelo revisar el chat un par de veces por jornada y contestar todo una vez al día. No por nada mi leyenda en WhatsApp dice “Puedo tardar en responder. Si es urgente, llamame por favor”. Así puedo trabajar, leer o estar atento a la gente con la que estoy reunido por trabajo o placer.

 Cada vez es más difícil porque las personas por las que antes me preocupaba que me vieran hiperconectado son las que ahora tienen smartphones hace años y en muchos casos aún no hicieron el click de que no cierra estar más atento a la pantallita que a lo que te dice quien tenés enfrente. Sin embargo, cuando lo descontextualizás y le decís qué piensan de ese comportamiento no conozco nadie que lo defienda.

 No lo hago como me gustaría: todavía estoy en un café y cada tanto tengo que mirar el equipo. Cada tanto entra el celular a mi habitación y reacciono a un chat como si fuese una llamada, pero como decíamos antes: nuestro smartphone está diseñado por personas muy inteligentes para que no podamos dejarlo. El desafío es diario, los resultados no son binarios (lo lograste o o no lo lograste) y la batalla es paso a paso.

Cuando la tecnología ayuda

Uno de los desafíos clave de este libro es encontrar la manera de hablarte de la tecnología que te puede ayudar de una manera simple, pero que a la vez no quede desactualizada en el corto plazo. Porque si hay algo que tenemos claro es que, la tecnología así como te molesta o interrumpe varias veces al día, también es capaz de ser un ayudante de primera.

Escribimos este capítulo con la idea de que lo escrito dure al menos un puñado de años; por eso, salvo honrosas excepciones, no vamos a hablar de nombres propios, sino de conceptos (por caso, te hablaremos más de redes sociales en general, y no tanto de una puntual).

Lo primero que debés tener en claro es que vos tenés que dominar la tecnología. Y no al revés. Por eso, si tu app favorita decidió que ahora te molestará cada 30 minutos con notificaciones, de esas que no te interesan vos sos el que tiene el poder de apagarla. Quizá al principio habrá que dedicarle unos minutos de búsqueda para encontrar la manera de hacerlo, pero ese tiempo vuelve con creces en el mediano plazo cuando tu trabajo y tu vida dejan de verse interrumpidos.

En los últimos años, con la ubicuidad de los celulares, tabletas y toda pantalla que se nos ocurra, se complica estar atento o sentir el flow, como decíamos antes.

 Si bien toda tecnología o plataforma pelea por captar nuestra atención (hasta las aspiradoras tienen notificaciones), debemos aprender a domarla. En ese contexto el mail es, posiblemente, el más difícil de controlar y ya lleva casi tres décadas dando vueltas. Por eso lo desarrollamos en los párrafos que siguen.

 Inbox cero

 Podríamos hacer un libro sólo sobre este tema, pero creemos que el resto de los capítulos también los podés aplicar a tu bandeja de entrada. Muchos crecimos con el mail y a otros vino a solucionarles la vida de grandes, no sólo por reducir distancias, sino por la idea de la respuesta asincrónica (no se necesita que dos personas estén disponibles al mismo tiempo) con un dinamismo mucho mayor que el del correo postal.

Sin embargo, el tiempo pasó y hoy muchos de nosotros dedicamos gran parte del día a contestar mails, y así y todo no llegamos a estar al día (según la consultora McKinsey, un oficinista invierte el 28% de su semana en manejar su inbox). Como un Tetris, cuando resolvemos lo que teníamos pendiente, vemos que aparecieron nuevos mails. Aunque seguramente parezca más natural manejarlo como a uno le venga en gana, la verdad es que el mail nos está ganando y necesitamos herramientas para vencerlo. Aquí veremos un par de ideas para resolver los desafíos que nos genera y podés complementar con lo que contamos en este mismo capítulo sobre manejo del celular.

 La más conocida es INBOX ZERO, una expresión en inglés acuñada por Merlin Mann, que apunta a —como lo da a entender su nombre— tener la bandeja de entrada vacía. ¿Esto significa que tengo que contestar todo lo que me llega? No, quedate tranquilo. Ya vamos a llegar a eso al fin de este capítulo. El sistema propone, con una lógica similar a la de GTD que ya vimos, administrar el correo como si fuese una mesa de entradas definiendo, a medida que nos cruzamos con un mail, qué hacemos con él en el momento.

 Para esto las herramientas que brinda Gmail, el servicio de mail de Google, son las que dan más ventajas al momento de escribir este libro. ¿Por qué? Porque trae incorporada la idea de archivar que, a diferencia del más tajante eliminar, nos permite quitar de la bandeja de entrada ese mail que creemos que alguna vez necesitaremos pero que no requiere ninguna acción nuestra en el momento. Además, desde hace poco Gmail incorporó la sugerencia automática de posibles respuestas cortas que te ahorrarán mucho tiempo.

 Acá, como en todo el libro, no te recomendamos que acates la metodología al pie de la letra. Tomá de esta idea lo que más te sirva para mejorar tus tiempos y calidad de vida. De hecho hay una serie de especialistas. El economista enfocado en conocimiento Dan Ariely es uno de los que, con buen tino, se pregunta: “¿Cuánta gente se va a morir feliz diciendo tuve 721 días de inbox cero?”. Cada estrategia que adoptes tiene que ver con el contexto en el que trabajás y la necesidad de responder con una velocidad determinada los mails. El correo debe ser un medio, no un fin en sí mismo. Como venimos diciendo: productividad equilibrada.

 Hablando de calidad de vida, si usás Gmail, el servicio de mail de mayor crecimiento en la actualidad, tenés que conocer “undo”. Esta opción nos da unos segundos de gracia por si nos arrepentimos de mandar el mail que acabamos de mandar. ¿Cómo? En realidad al apretar “send” el mail no se manda, demora unos segundos entre tu equipo y el ciberespacio esperando que lo cancelemos y, si no lo hacemos, sale. A más de uno le ha salvado la vida. Y ya sabemos todo el tiempo que se pierde remendando algo que podría haber sido evitado.

 La ansiedad que nos genera un nuevo mail es explicada por Ariely sobre la base de algo que tiene mucho sentido. A simple vista, cada mail parece tener la misma urgencia. Ante la duda sobre la necesidad de contestar rápido o no, creemos que tenemos que contestar lo antes posible. El economista, que dice recibir más de 100 mails por día excluyendo spam, generó un formulario que se dispara automáticamente con cada nuevo correo que entra a su bandeja. Allí le pregunta al remitente el nivel de urgencia del mail y contesta en consecuencia. ¿El resultado? La mayoría le dijo que el mail no era urgente.

Con ese espíritu armamos un listado sobre la base de nuestra experiencia:

-Conocé los deadlines y preguntá qué debés entregar exactamente.

-Tené tu agenda diaria ordenada, así como también tu lista de tareas.

-Elegí tus batallas.

-Recordá que hay pocas cosas urgentes.

-Hacé una lista de tareas.

-Resolvé lo más denso primero.

-Repetite que “me colgué” no es una opción.

-Delegá.

-Reducí las sorpresas al máximo.

-Sé puntual y respetá los deadlines.

 

Fuente: Revista Anfibia

 

Las estrellas del congreso mundial del móvil

En un contexto global en el que ya hay 7800 millones de líneas móviles para 5000 millones de usuarios de teléfonos celulares, conquistar a los usuarios es una tarea cada vez más desafiante. 2017 fue el primer año en el que las ventas de telefonía móvil descendieron en el mundo y todo apunta a que comienza un período menos dinámico. Esto se hizo evidente en el Mobile World Congress (MWC) 2018, la principal feria de movilidad del mundo, que se llevó a cabo en Barcelona, del 25 al 28 de febrero.

El encuentro fue distinto a sus ediciones anteriores, en parte, por el presente de la industria de telecomunicaciones, con un mercado de móviles maduro y una infraestructura que necesita seguir evolucionando para responder a la creciente conectividad global, y por el clima político de España y Cataluña en particular. Con la presencia del rey Felipe VI en la feria y en Barcelona por primera vez desde el referéndum, parte de la conversación se dio más en el terreno político que en el de la innovación en movilidad. El saldo de esta atípica edición: pocos nuevos teléfonos con mejoras incrementales de sus modelos anteriores, gran despliegue de discursos y pruebas sobre la importancia de ir a redes 5G y cada vez más autos conectados que buscan aportar en seguridad y confort al usuario en su vida diaria.

Entre los mejores teléfonos, el protagonista indiscutible de la feria fue el modelo Galaxy S9 de Samsung, que llegará a la Argentina en mayo. Con sus dos competidores directos fuera del MWC (Apple no viene a Barcelona y Huawei retrasó la presentación de su modelo P20 para la última semana de marzo, en París) el nuevo teléfono es una buena evolución del S8, con una mejora notable en la cámara, principal característica que se le pide a un teléfono de gama alta. Hoy, la mayoría de las cámaras de los smartphones tienen una apertura fija que no se puede ajustar a entornos de iluminación bajos o brillantes, lo que resulta en imágenes granuladas o borrosas. Similar a la forma en que el iris de un ojo humano se expande y contrae, la doble apertura de Samsung lo hace automáticamente y deja entrar más luz cuando está oscuro y menos luz cuando está demasiado brillante, sacando fotos más nítidas y claras.

Este nuevo modelo de la surcoreana también presentó una funcionalidad que permite crear tu propio emoji a partir de una selfie. AR Emoji utiliza un algoritmo de aprendizaje automático basado en datos, que analiza una imagen 2D del usuario y traza más de 100 características faciales para crear un modelo 3D que refleja e imita expresiones, como guiños y gestos, que se pueden compartir no solo en video, sino también con una variedad de stickers en un formato de archivo GIF en la mayoría de las plataformas de mensajería de terceros. Otra marca que buscó entregar un diferencial en fotografía fue LG. ¿A qué le estás sacando foto? El V30S lo sabe mejor que vos y propone una cámara que reconoce lo que tiene adelante (comida, paisajes y rostros, por ejemplo) y ajusta los valores de la imagen de manera autónoma para lograr la mejor fotografía posible, sin que el usuario deba estar eligiendo.

También, las posibilidades de grabación de videos siguen corriendo sus límites. Las aplicaciones de Slow Motion permiten generar videos de casi 1000 fotos por segundo, tal como se pudo ver en la cámara ultralenta del Xperia XZ2, el nuevo alta gama de la familia Xperia de Sony. Esta velocidad permite ver más detalles y es todo un nuevo modo de experimentar contenidos. Son 960 fotos por segundo en resolución full HD, una funcionalidad explotada por la industria del cine y la publicidad que ahora llega para todos los usuarios. También, el S9 y S9+ ofrecen detección de movimiento automática, una función inteligente que detecta el movimiento en el marco y automáticamente comienza a grabar; todo lo que los usuarios deben hacer es preparar la toma. Luego de capturar el video en super slow-mo, se pueden seleccionar entre 35 diferentes opciones de música de fondo o agregar una canción de la lista de reproducción favorita. A su vez, se pueden crear, editar y compartir fácilmente archivos GIF.

Por su propuesta de doble pantalla unidas por una bisagra, el Axon M, de ZTE, se diferencia de todo el resto. Esto permite acceder a varios contenidos o apps en cada una de las pantallas, ideal para quienes trabajan o se comunican a través de varios programas a la vez. O también se puede ver, por ejemplo, la misma película o presentación laboral en cada pantalla con alguien sentado enfrente. Al cerrarlo, luce como un teléfono convencional.

Más allá de todo avance, la nostalgia siempre se mete en la feria. Este año le tocó al mítico teléfono que usaba Neo, el protagonista de la película The Matrix. El Nokia 8110 técnicamente no es un smartphone, pero tiene 4G y acceso a redes, mensajería instantánea y con precio y batería imbatibles: a 80 euros, dura hasta 25 días sin enchufarse. Además, su amarillo y curvatura banana lo hicieron sobresalir en el paisaje mayormente gris y negro del resto de los teléfonos.

Autos que cuidan Para conocer las novedades de automotrices en ediciones anteriores había que encontrar el pabellón exclusivo para estos. Hoy, los autos les pelean el protagonismo a los teléfonos con gran despliegue en cada rincón de la feria. En 2020, se estima que el 65% de los vehículos que se comercialicen estarán conectados y el 5G, la estrella del MWC 2018, será determinante para multiplicar las conexiones entre los automóviles y su rapidez de respuesta. Las principales automotrices expusieron modelos que incorporan amplias pantallas con sistemas de inteligencia artificial y soluciones de Internet de las cosas, por lo que es posible administrar varios electrodomésticos del hogar desde el auto o disfrutar de entretenimiento a bordo.

Sobresalió la propuesta de Seat, la automotriz española hoy en manos de Volkswagen, con dos servicios que persiguen mayor seguridad a la hora de conducir. Atentos a las nuevas costumbres detrás del volante, la automotriz incorpora la conexión con Shazam, el servicio de identificación de música que los usuarios han adoptado para conocer sus temas favoritos mientras manejan y que, según demostraron estudios de hábitos, distrae en el manejo. El Seat lo ofrece integrado para minimizar las distracciones en la conducción, según dicen. También incorpora un alcoholímetro. Si el conductor tiene alcohol en sangre (aunque sea un mínimo nivel), no encenderá el motor del auto; ofrecerá llamar un taxi o a otra persona. Si el nivel está dentro de lo permitido en el país, el usuario puede forzar el encendido, si es el dueño del auto. También funciona como control parental: al hacer el control de alcoholemia, el vehículo enviará un aviso al smartphone del administrador del auto (un padre, el coordinador de una flota corporativa): una aplicación permitirá aprobar a distancia el manejo, denegarlo o admitirlo por única vez. Otra aplicación interesante es la posibilidad de definir la zona por la que el auto puede moverse: si se transgrede, se envía un aviso al dueño del vehículo. Ford es otra de las empresas que tienen propuestas de control parental.

Huawei se alió con Porsche y se convirtió en el primer fabricante de móviles en utilizar un smartphone con inteligencia artificial para conducir un vehículo. El proyecto se llama RoadReader y transforma el modelo Porsche Panamera en un vehículo sin conductor que no solo detecta, sino que entiende los estímulos a su alrededor. Esto supone que puede distinguir entre 1000 objetos diferentes, incluidos un gato, un perro, una pelota, un niño o una bicicleta. En un camino de 200 metros habilitado para la ocasión, mostraron cómo la inteligencia artificial que incorpora el teléfono Huawei Mate 10 Pro le permite al vehículo maniobrar para evitar esos obstáculos, algo esencial para avanzar en el coche autónomo. En las pruebas, el vehículo alcanzaba una velocidad máxima de 30 kilómetros por hora.

Nueva generación de redes

La sigla estrella del MWC 2018 fue 5G, que representa la evolución de las redes que soportarán a los miles de millones de dispositivos que se conectarán a la red. El incremento de velocidad -hasta 100 veces superior que la red 4G- no es el único punto positivo: se trata de una red con mucha más capacidad (puede gestionar un número mucho mayor de dispositivos a la vez), más eficiente (implica menor consumo de energía) y con menos latencia (menor tiempo de comunicación entre el dispositivo y el servidor). Pero sus usos prácticos aún se vieron en pruebas piloto limitadas que parecen estar a varios años de hacerse comerciales y alcanzables para el público en general. Los diferentes actores de la industria de las telecomunicaciones aún pujan por saber cuáles serán los estándares para el 5G y, sin un acuerdo básico sobre esto, no se producirán los despliegues de infraestructura de los grandes players para soportar esta tecnología.

Otro de los anuncios fuertes del congreso de móviles llegó de la mano de Telefónica, que mostró una plataforma que busca integrar a sus distintas propuestas y agregarles capas e interfaces de inteligencia artificial para que el usuario pueda interactuar con todos los servicios de una manera simple y más eficiente, con acuerdos para incorporarse en Facebook Messenger, Google Assistant y Cortana, de Microsoft. Aura es el nombre de este asistente virtual, al que en la Argentina se podrá acceder a través de la app Mi Movistar. ¿Qué podrán hacer los consumidores? Comunicarse con la red en tiempo real a través de múltiples canales y preguntar sobre servicios contratados, el uso de datos y otros contenidos.

Hubo también espacio para que las empresas argentinas puedan mostrar sus servicios digitales móviles con foco en generar mayores exportaciones a países europeos. Agrupadas en el stand que el gobierno argentino monta cada año en Barcelona, hubo más de 30 pequeñas y medianas empresas locales especializadas en servicios móviles. Aunque la mayoría tiene su foco en publicidad y marketing digital, este año también participaron empresas con aplicaciones para mercados verticales como el agro o la educación. Entre las que formaron parte de la comitiva, están Competir, Avatar World Group, Agrobit Smart Kickads 360 Mobile, AppNobis, Logan, Mobisoft, REkket, CisGroup, Wortise y MobileAction.

Fuente: La Nación

Qué es Dot., la serie animada que busca acercar a las niñas a la tecnología

Derribar estereotipos de género y presentar a las niñas hábiles y creativas en ciencias y tecnología: ése es el corazón de esta nueva propuesta para niños a partir de los cuatro años. Y llega de la mano de Randi Zuckerberg, escritora y hermana del fundador de Facebook, también fundadora de Zuckerberg Media, que llevó su libro infantil (bestseller del New York Times) a una serie animada llamada Dot..

Su primera temporada, con capítulos de 10 minutos, estrena hoy a las 17.30 a través de la pantalla de Nat Geo Kids, (para ver en la TV y en la aplicación) y está pensada para chicos de 4 a 8 años.

En cada capítulo, que duran 10 minutos, se puede ver a Dot., una niña de 8 años muy curiosa, que usa la tecnología para descubrir el mundo y que se embarca en desopilantes aventuras, resuelve problemas y se divierte con su perro, sus amigos y cualquier herramienta o tecnología que la ayude a mejorar su experiencia de juego y exploración.

Existe un cuestionamiento sobre el uso de redes sociales en la infancia y cómo esto impacta en la vida de los chicos pequeños. ¿Cómo definiría el uso responsable de la tecnología en la niñez?

¿Cuáles son los valores que se buscan transmitir como aspiracionales para las niñas?

Randi Zuckerberg, fundadora de Zuckerberg Media, y ex Directora de Marketing de Facebook, estrena Dot., una serie animada para alentar a las niñas a acercarse a las ciencias
Randi Zuckerberg, fundadora de Zuckerberg Media, y ex Directora de Marketing de Facebook, estrena Dot., una serie animada para alentar a las niñas a acercarse a las ciencias
1
19 de marzo de 2018  • 13:16

Derribar estereotipos de género y presentar a las niñas hábiles y creativas en ciencias y tecnología: ése es el corazón de esta nueva propuesta para niños a partir de los cuatro años. Y llega de la mano de Randi Zuckerberg, escritora y hermana del fundador de Facebook, también fundadora de Zuckerberg Media, que llevó su libro infantil (bestseller del New York Times) a una serie animada llamada Dot..

Su primera temporada, con capítulos de 10 minutos, estrena hoy a las 17.30 a través de la pantalla de Nat Geo Kids, (para ver en la TV y en la aplicación) y está pensada para chicos de 4 a 8 años.

En cada capítulo, que duran 10 minutos, se puede ver a Dot., una niña de 8 años muy curiosa, que usa la tecnología para descubrir el mundo y que se embarca en desopilantes aventuras, resuelve problemas y se divierte con su perro, sus amigos y cualquier herramienta o tecnología que la ayude a mejorar su experiencia de juego y exploración.

ADEMÁS

Existe un cuestionamiento sobre el uso de redes sociales en la infancia y cómo esto impacta en la vida de los chicos pequeños. ¿Cómo definiría el uso responsable de la tecnología en la niñez?

En Dot,, los chicos tienen entre 8 y 10 años y pensamos mucho en cómo mostrarlos en su aproximación a la tecnología y con otros chicos online. Queríamos estar seguros de dar un mensaje correcto. No creo que un chico de 9 años deba usar una red social; y luego de consultarlo con especialistas y psicólogos decidimos no mostrar ningún contacto con redes sociales en la serie. De hecho, cada vez que los personajes se conectan a internet hay un adulto en la habitación atento a la situación.

¿Cuáles son los valores que se buscan transmitir como aspiracionales para las niñas?

Hoy las series de TV tienen mucha competencia con todo lo que los chicos siguen por internet. ¿Cuál es la apuesta con Dot. en la pantalla tradicional?

Escribí Dot. como un libro, ni siquiera pensé que podía ser un show al principio. Pienso mucho en los padres que buscan consejo en cómo acompañar a sus chicos porque me pasa también con mis hijos y no hay muchas series que puedan orientarte y por eso me entusiasma. Hoy los chicos no piensan si lo están mirando en TV o Internet, no tienen en su cabeza una diferenciación de plataformas; cuantos más programas con chicas y tecnología haya, mejor.

¿Qué tópicos referidos a la ciencia y a la tecnología se verán en la serie?

Cubrimos todo tipo de tecnologías, como realidad aumentada o usamos drones en un capítulo para entregar la limonada que los chicos hacen. También se trabaja con robots y asistentes inteligentes, son tecnologías cada vez más presentes y las mostramos en un modo en el que están relacionadas con la familia y sus necesidades.

Los padres de Dot. se presentan como modelos a seguir: ¿qué esperan de los padres como televidentes de la serie?

Lo escribimos pensando en que los padres también puedan disfrutarlo y no sólo ponerlo para sus hijos. En la serie los padres estarán muy presentes, en especial en el uso de la tecnología; pero también mostrando la atención que le ponen a Dot. se alienta a que los adultos puedan desconectarse también.

 

A través de los episodios se puede entender que la mamá es ingeniera en sistemas, trabaja en su casa a veces, el padre está listo para las aventuras que su hija le propone…

Exacto: la mamá “escribe código” (es decir, desarrolla software) porque queremos usar cada oportunidad posible para mostrar que las mujeres son buenas con la tecnología. El padre es un inventor y llega a la casa con distintos dispositivos para probar y descubrir. Por ejemplo, hay un episodio en el que su papá trae una impresora 3D y se las ingenian para imprimir huesos en 3D para el perro.

Los chicos pasan mucho tiempo frente a las pantallas y es una preocupación de los padres cómo “despegarlos” de ahí. ¿Se trabaja la idea de buscar un balance con el uso?

Es verdad que a la hora de pensar a los chicos usando la tecnología viene la imagen de los chicos sentados en el sillón, pegados a la pantalla, pero proponemos otra idea. Estamos escribiendo el episodio número 75 y no hay un solo capítulo en el que el uso de la tecnología sea en solitario, en un sillón y lejos de la acción. Siempre buscamos mostrar interacción con el mundo real, aprendiendo nuevas cosas y hacienda relaciones con oros.

Creo que el uso de pantallas y de tecnología son dos temas distintos, debemos limitar el acceso a pantallas, pero hay otras tantas formas de acercarlos a la tecnología.

¿Cree que la brecha de género entre hombres y mujeres puede achicarse inspirando a nuevas generaciones?

Eso espero. Esa es la razón por la que me encuentro hacienda esto, porque veo que la brecha de género en ciencia y matemáticas empieza de muy chiquitos, cerca de la edad de Dot. Por eso poder acceder a niños y niñas de preescolar me parece tan importante, que haya modelos a los que quieran parecerse diferentes de los estereotipos clásicas de belleza, éxito y popularidad. Sueño con que de acá a 20 años haya nenas dirigiendo sus empresas millonarias porque un día sintieron algo viendo Dot.

La tecnología puede usarse bien o mal. Puede ser una herramienta para aprender y puede generar peligros. ¿Cómo se amplifica en Dot. el costado de las oportunidades y aprendizaje y cómo se muestran los riesgos?

La tecnología no es siempre genial durante la serie. Hay un episodio en el que Dot. construye un robot perro para que sea amigo de su perro, y ellos se empiezan a llevar tan bien que ella siente celos y se siente triste y desplazada. Es una conversación muy actual en la sociedad, en la que se está pensando en el lugar de los robots y el reemplazo de habilidades de las personas y traer estos temas a la serie creemos que aportar a la reflexión y discusión. Tratamos de mostrar los dos lados de la tecnología; además, en cada capítulo hay un momento en el que alentamos a la desconexión, no importa cuánto se estén divirtiendo con la tecnología. El balance es esencial.

¿Cuál es el principal mensaje que se quiere dar Dot?

Creo que Dot le quiere mostrar a las chicas que pueden ser chicas y femeninas, y ponerse sus vestidos favoritos (ella no quiere ser un chico o hacer las cosas como los varones), y también ser muy inteligente y una gran emprendedora, para jugar y usar robots, hacer ciencia, matemática o tecnología. Ojalá las chicas sientan que pueden usar su vestido favorito para armar robots. “Yo puedo hacer todo eso y más”.

Fuente: La Nación

La historia de Miriam, la operaria que logró escapar de la violencia machista y se refugió en su trabajo

USHUAIA, Tierra del Fuego.- Miriam Valdez tiene 58 años y es operaria desde hace 30. Se animó a cortar la violencia de género que sufrió durante años por parte de su pareja para defender a sus hijos. Su trabajo fue su refugio y su fuente de ingresos para poder seguir adelante sola y criar a seis hijos. “No hace falta tener estudios para ser inteligente. Yo tengo la primaria, pero dije basta y busqué ayuda, no quería que mis hijos vivieran esa tortura”.

“Me vine hasta Ushuaia desde el norte del país con un sueño, pero mi vida acá fue una tortura. Me di cuenta de que me había casado con un violento, un golpeador. Tuvimos 3 hijos y supe que no quería eso para ellos. Yo ya venía de una familia con un padre golpeador, así que dije ‘hasta acá llegué'”, cuenta Miriam a LA NACION.

“Mi trabajo me ayudó a crecer como persona y a tener una vida mejor. Y a no depender de un hombre golpeador”, insiste Miriam durante una entrevista con el programa Café de la Tarde, por LN+.

Fuente: La Nación

Llegó a la Argentina Bipy: el reloj inteligente que ayuda a la gente mayor

Personal lanza esta propuesta de smartwatch, con GPS y monitoreo para que los tutores estén al tanto de la salud del usuario.

¿Un reloj inteligente que cuide de nuestros mayores? Ya es una realidad. Llegó a la Argentina Bipy Adultos, una propuesta de Personal pensada para que la gente mayor esté siempre comunicada y, eventualmente, pueda ser socorrida por sus familiares.

Bipy Adultos integra un reloj inteligente con GPS y la posibilidad de realizar llamadas y enviar mensajes de voz a contactos predefinidos, junto con una aplicación para smartphone que permite a un referente/responsable tutor estar conectado permanentemente y asistir en caso que se requiera al adulto que está a su cuidado.

Además, dispone de monitoreo de funciones de salud y bienestar: estadística de ritmo cardíaco, recordatorio de toma de medicamentos, actividad física, entre otras opciones.

Se comercializa a $2999 con un plan especialmente desarrollado que incluye por $121 por mes 5000 minutos para llamadas a los contactos preestablecidos de Personal, 150 minutos a llamadas a otras compañías, y 150MB de datos.

¿Cómo se usa?

El smartwatch posee un formato amigable y de fácil uso, pensado para brindar una experiencia cómoda y segura.

Para el administrador de la aplicación de monitoreo, ofrece además la tranquilidad de estar en contacto directo en todo momento con el usuario del reloj, incluso cuando no puede estar físicamente presente.

“Personal Bipy Adultos es parte de una serie de lanzamientos IOT, que se inició el año pasado con el lanzamiento de Personal Bipy para niños, el primer reloj inteligente de la Argentina diseñado integralmente (dispositivo, aplicación y plan) pensando en la mejor experiencia de conectividad y cuidados de las personas que más queremos. En los próximos meses se presentarán nuevas soluciones IOT, como un localizador para mascotas, y otros dispositivos para el hogar dirigidos a brindarle a todos los integrantes de la familia herramientas de conectividad, tanto dentro como fuera del hogar, y para cada etapa de su vida”, comentaron desde esa compañía.

Principales funciones del reloj

  • Llamadas desde el reloj a los contactos previamente definidos desde la aplicación.
  • Envío de mensajes de voz entre el reloj y la aplicación.
  • Recordatorios para la toma de medicamentos.
  • Función de llamada directa al contacto predefinido.
  • Cámara de 2 Mpx que se almacenan en la memoria del reloj, y luego pueden descargarse a una computadora con el cable USB.
  • Principales funciones de la aplicación Personal Bipy Adultos
  • Administración general de funciones del reloj (lectura de nivel de batería, reinicio remoto, administración de contactos a los que puede llamar el adulto y desde los cuáles puede recibir llamadas).
  • Ubicación del reloj en tiempo real: permite monitorear el dispositivo y ubicarlo en un mapa, en tiempo real, además del historial de recorridos de las últimas 72 hs.
  • Configuración de zonas seguras (geocercas), y recepción de alertas cada vez que el reloj salga de dicha zona.
  • Recibe las alertas cuando el reloj realiza una llamada directa.
  • Hacer y recibir llamadas y mensajes de voz entre la aplicación y el reloj.
  • Autollamada: esta función le pide al reloj que realice una llamada a la aplicación.
  • Monitoreo de funciones de salud y bienestar: estadística de ritmo cardíaco, recordatorio de toma de medicamentos, cuenta pasos.

Movistar conectó con 4G la Base Esperanza

La compañía habilitó la segunda radiobase de esa tecnología en suelo antártico, posibilitando así que sus habitantes tengan una mejor experiencia de conectividad en el fin del mundo.
En la estación se desarrollan importantes actividades científicas y meteorológicas.

A poco más de un año de haber llevado la tecnología 4G a la Base Marambio por primera vez en su historia, Movistar anunció la instalación de una nueva radiobase en Base Esperanza, estación científica argentina ubicada en la Antártida, posibilitando así que sus habitantes puedan disfrutar de la mejor comunicación móvil. La Base Antártica Esperanza es una estación científica localizada en punta Foca, de la bahía Esperanza en la península Trinidad, la cual se halla sobre el estrecho Antarctic en la península Antártica (o Tierra de San Martín) en la Antártida Argentina. Junto a la base chilena Villa Las Estrellas, son los únicos establecimientos de la Antártida en donde hay personal temporal cumpliendo diversas funciones acompañados de sus familias. Actualmente, la estación ocupa 43 edificios que abarcan un total de 374 mil m2, y en ella viven alrededor de 80 habitantes durante el invierno. Cuenta con un laboratorio del Instituto Antártico Argentino y una estación meteorológica, y en ella también se realizan investigaciones sobre glaciares, biología marina y terrestre, y sismología.

Estuve usando más de un mes una mochila solar y te cuento la experiencia

Si nos olvidamos que es una mochila que utiliza energías renovables y que permite cargar cualquier dispositivo, igual es una muy buena mochila que elegiría para el día a día. Es elegante, super cómoda y tiene las divisiones justas para poder tener todo ordenado, aunque un tanto masculina. Creo que por tamaño y look la veo más para hombres.
Permite un uso tanto laboral como más informal. Tiene un compartimiento para la laptop que es bien cómodo, yo tengo una de 13 pulgadas y calza perfecto, sin estar ajustada por lo que probablemente una de 15 entre bien también. Tiene espacios para llevar varias cosas pero manteniendo el orden interno y es super cómoda al calzarla, se ajusta muy bien en la espalda. A esto le sumamos que permite cargar tu dispositivo usando energías renovables, es muy simple el setup inicial: tiene un panel solar que queda expuesto en la parte delantera al cual se conecta una bateria recargable pequeña que entra en un bolsillo interno y que se carga con energía solar cuando vas caminando por la calle. La salida de esa batería se conecta a una ficha que es accesible en el costado de la mochila y a la que conectás tu celular. Entonces vas caminando al trabajo por la mañana y se carga la batería interna y al llegar conectás tu celular y gracias a que es un cargador con una muy buena potencia de salida, lo podés cargar en muy corto tiempo.
Capacidad de 25 litros
una batería de 4500 mAh que se recarga gracias al panel solar. La batería es capaz de recargar de manera completa hasta dos celulares, según EXO.
incluye los cables: hembra – macho USB de 68 cm y macho USB – mini USB de 48,5 cm para cargar los dispositivos tanto interna como externamente.
La mochila solar EXO cuenta también con una correa para colgar anteojos, bolsillos externos para botellas, salida superior para auriculares y bolsillo antirrobo.