Emprendedores latinos: cuando las turbulencias económicas son la mejor escuela de negocios

Entre la autocrítica y el reclamo de mejores condiciones, empresarios de la región buscan seducir los mercados globales

Las condiciones económicas siempre turbulentas y la falta de condiciones para el despliegue de nuevas empresas son dos de las razones que inversionistas globales señalan entre sus reparos a la hora de apostar a proyectos latinoamericanos. Sin embargo, reconocen la resiliencia latina y el talento de la gente demostrado en empresas exitosas e ideas de exportación. Emerge Américas 2017, el foro de tecnología y negocios regional que reúne a representantes de universidades, empresas, emprendedores e inversores en dos días de charlas y oportunidades de negocios.

El fundador del evento, que este año va por su cuarta edición, es Manuel Medina, un billonario cubano americano que supo conquistar a Verizon y venderle su compañía de servicios en la nube Terremark por 1400 millones en 2011, y que ahora apuesta a la ciberseguridad con Cyxtera.

“El mundo aún nos mira como la región con gran potencial pero no podemos terminar de salir de eso y ser una vez por todas ese potencial. Buscamos en este encuentro demostrar el gran talento y calidad de proyectos y hacer converger a las mejores universidades, empresas e inversores en una charla que genere impacto concreto”, explicó Medina.

El encuentro contó con las disertaciones del co fundador de Apple, Steve Wozniak, que repasó los modos de innovar y cambiar las reglas del mercado de la empresa de la manzana. También participó Pitbull, el cantante norteamericano de ascendencia cubana. El músico agitó el escenario con su estilo único, pero sin cantar, sino que contó cómo emprender y hacer negocios en contextos desfavorables. “Tener éxito es tener acceso a pasarla mal en exceso, no se dejen engañar”, le dijo a la multitud que lo aplaudió a rabiar.

Por su parte, Uri Levine, el co fundador de Waze, enfundado en sus ya clásicas remeras con frases motivacionales, explicó cómo elige sus proyectos y aseguró que faltan emprendedores en Latinoamérica. “A mí lo que me motiva es generar un impacto en un problema común para millones de personas, eso es lo que me mueve. Hay otros emprendedores que los motivan otras razones, pero mi propósito es generar impacto”.

Levine también hizo hincapié en la importancia de elegir bien el equipo de trabajo para el éxito de los proyectos y en no tolerar a “idiotas brillantes”, porque terminan contaminando al grupo y al emprendimiento en general. También se refirió a que sin fracasos no hay innovaciones posibles. “Si no estás dispuesto a perderlo todo y a volver a vivir a lo de tus padres por lograr ese proyecto, no lo estás intentando lo suficientemente fuerte”, desafió el empresario.

La conferencia también tiene como objetivo mostrar a la ciudad de Miami como un polo de innovación e inversiones de Latinoamérica con el mundo. Durante el 12 y 13 de junio en el Centro de Convenciones de Miami y ante más de 6000 asistentes, decenas de CEO de compañías de toda la región las estrategias de que están llevando adelante para lograr la transformación digital y aumentar la competitividad hacia el mundo.

LA NACION conversó con los principales sobre las barreras, oportunidades y diferenciales de los proyectos regionales:

Blanca Treviño

CEO Latinoamérica de Softek, desarrolladora de software

¿Faltan regulaciones que ayuden a generar mejor ambiente de negocios?

Definitivamente un entorno regulatorio favorable ayuda. Pero si te fijas en los ejemplos de empresas como Tenaris o Embraer, todas tienen una trayectoria de trabajar en mercados con condiciones cambiantes. En muchas ocasiones condiciones adversas, y en otras favorables. Pero han sabido ajustarse y saberse dueños de su propio destino”.

“El sector empresarial siempre va a buscar mejores condiciones legislativas, mejores condiciones laborales, mejores condiciones regulatorias. Nunca va a existir el entorno regulatorio ideal. Pero tener una visión de ser competitivos a nivel global es lo que saca adelante a las empresas y las hace exitosas”.

Pablo Verdenelli

CEO y fundador WELO, de la plataforma para crear y compartir clips de TV en tiempo real

¿Por qué no hay más emprendimientos regionales que trasciendan hacia mercados más desarrollados?

“Los emprendedores latinoamericanos no pensamos en grande en general, nos cuesta mucho confiar en podemos ser globales. Nos cuesta creer que podemos tener ese rol. Me tomó años darme cuenta de eso y animarme a salir a competir. Tenemos un tema cultural de riesgo implícito en el contexto en el que llevar a fuera lo que hacemos se vuelve complejo”

“Los países que hicieron expansiones fuertes, como Israel en su momento, lo primero que piensan es en que tienen que ir a todo el mundo, no se les ocurre otra cosa. El chip de pensarnos globales nos falta y es importante para jugar en las ligas principales de cada industria. No es un tema de regulaciones ni de impuestos, falta tener menos miedo”.

Manuel Medina

CEO fundador Emerge Americas y Cyxtera

¿Cómo ve a la Argentina como polo de innovación?

“Ya no tenemos el nivel de preocupación de hace unos años respecto des escenario de negocios y económico argentino y estamos entusiasmados con los cambios de los últimos 18 meses que alientan al emprendedor. Todavía hay mercados más simples para tener empresas como Colombia y por eso estamos ahí. Hay que seguir vinculando a todo el ecosistema emprendedor y de educación con las empresas e inversores”.

¿Qué la falta al empresario regional para convencer en mercados más desarrollados?

“Hay mucho miedo a no tener éxito y hay un estigma del fracaso. Si conozco un emprendedor que ha tenido dos o tres fracasos es un emprendedor bueno para mí, porque lo ha intentado, en Latinoamérica si fracasaste es el fin. Este estigma debe desaparecer, en EEUU y en Europa no existe. Los gobiernos pueden ayudar a creando vehículos para facilitar el comienzo de los emprendimientos”.

Silvina Moschini

CEO y fundadora SheWorks

¿Cómo se genera confianza en inversores globales?

“Para ganarse a confianza la Argentina y todo Latinoamérica tiene que traer transparencia en los procesos de trabajo y una actitud seria de compromiso que se base en hechos y cumplimiento de las promesas. Pensar un nuevo modo de feedback también, que está cambiando, relacionado a mejora continua y compromiso que genera relaciones de confianza y a largo plazo”.

¿Cómo se inicia un camino de transformación digital?

“Las compañías tradicionales tienen que pensar más como las organizaciones exponenciales, con estructuras más flexibles. Que se tomen la transformación digital como una oportunidad para mejorar las relaciones con sus canales, clientes, proveedores y fuerza laboral que es, cada vez menos de empleado, sino una fuerza de trabajo distribuido que se llama talento líquido, modelos mucho más on demand, más dinámicos”.

Claudio Muruzabal

CEO de Latinoamérica SAP

¿Qué falta aprender para que haya más compañías innovadoras?

“Tienen que cambiar las regulaciones, que sea mucho más simple construir una empresa por ejemplo, y también que sea más simple poder salir del fracaso. Porque el fracaso no solo tiene mala connotación desde el punto de vista social, sino que la legislación atenta contra poder recuperarse de una quiebra o convocatoria”.

¿Qué es lo mejor del trabajo latinoamericano?

“Tenemos un tipo de creatividad que viene de vivir con limitaciones y falencias y tenemos un talento que es reconocido en cualquier parte del mundo. En la medida que las empresas tengan la gente adecuada, equipos de liderazgo adecuados, podrá tener una estrategia y en ese proceso, construir una cultura organizacional global e innovadora”.

 

Fuente: La Nación

Lanzan el primer buscador digital avanzado sobre la Constitución Argentina

La plataforma online permite buscar por partes, temas y palabras en todo el cuerpo del libro; su foco, simplificar el acceso y el conocimiento de los derechos y obligaciones de ciudadanos y funcionarios

Hace dos años Agustín buscaba información sobre unos artículos de la Carta Magna, y tuvo dificultad en trabajar sobre los artículos: sólo los encontraba en PDF en en sitios muy viejos que le arrojaba la búsqueda de Google. Esto lo llevó a pensar en la utilidad que tendría contar con una plataforma de fácil acceso a toda la Constitución Argentina.

Así, Agustín Giménez, licenciado en Comunicaciones Digital y especialista en marketing, habló con Lucas Nikitczuk, dueño de un estudio de diseño y branding para crear Laconstitucion.com.ar, una plataforma online sencilla, abierta y utilizable en todo tipo de dispositivos, que permite consultar el texto entero de la Constitución

El armado

Para trabajar en la creación de la plataforma online el equipo trabajó durante semanas en la clasificación tanto de artículos como de secciones. “Una vez terminado ese proceso diseñamos la forma de poder entender el objetivo de cada parte y lo bajamos a un esqueleto inicial. Luego el equipo de diseño le dio vida al sitio web y trabajaron sobre el buscador, los resultados que muestra, las diferentes formas de buscar y cómo evitar malas experiencias de usuario”, le explicó Giménez a LA NACION.

El proyecto es sin fines de lucro y busca democratizar el acceso a la Constitución y facilitar el trabajo de estudiantes, abogados y la ciudadanía en general que necesite consultar la obra. Puede consultarse por partes, secciones y palabras clave. En el diseño se buscó la simplicidad para una navegación lo más intuitiva posible.

Agustín Gimenez también es conocido por otro proyecto: el bot @LosSimpsonEnTv, que avisa en Twitter qué capítulo de la familia de Springfield está al aire.

Fuente: La Nación

El efecto del exceso de reglas

No es lo mismo que te orienten sobre qué camino te puede convenir para llegar a un lugar o desarrollar un proyecto a que te marquen la ruta estricta de la que no podés desviarte un centímetro ni decidir el más mínimo movimiento para alcanzar el mismo fin. No trabajamos igual cuando contamos con cierta libertad de acción que cuando estamos encorsetados de principio a fin.

Meghan Biro, experta en recursos humanos y fundadora de la consultora TalentCulture, explica en su libro Employee Experience que cuando las compañías imponen demasiadas reglas se transforman en asesinas de la productividad, ya que estas hacen que las personas se sientan asfixiadas y subvaloradas en su potencial. Y aunque es verdad que muchas organizaciones comienzan a ser más laxas en sus exigencias de tiempo trabajado en la oficina u ofrecen un mejor balance y bienestar personal, aún es alta la burocracia, el exceso de procedimientos y las reglas que están entre las principales razones que nos desmotivan y nos alejan de algo que deseamos cada vez más: autonomía.

Biro describe cómo la reducción de reglas incrementa el cumplimiento de las obligaciones. Las personas con posibilidad de compartir ideas, dar opinión y encontrar un modo de comunicación interna fluido en la oficina se consideran más felices y comprometidas con sus empleadores. Esto implica un estilo de comunicación en el que los directivos comparten información asiduamente y permiten que las opiniones de su equipo trasciendan las jerarquías. Para Eugenio Marchiori, profesor de la escuela de negocios de la Universidad Torcuato Di Tella, la autonomía (con menos burocracia y reglas) representa una forma de innovación para conseguir un desarrollo sustentable. “La resolución de este dilema se encuentra arraigada en el ADN cultural de las organizaciones. Aunque hay reglas explícitas, las que tienen mayor impacto son las implícitas en la cultura”, dice.

Para Marchiori, las mayores dificultades se presentan en entornos cambiantes con productos y servicios de alto valor agregado. “En este caso las reglas pueden resultar un corsé para la creatividad, el gran daño que produce la burocracia es la pérdida de responsabilidad individual”, opina. Así, las personas se preocupan más por cumplir su parte del proceso sin pensar en las consecuencias de sus acciones. Una organización donde los individuos se apegan a las reglas sin sentido crítico se arriesga a no responder de manera adecuada al entorno.

Para innovar hay que tener libertad, ya que muchas veces las reglas implican falta de confianza y para crear cosas nuevas se requiere confianza. Eso cree Alejandro Melamed, experto en recursos humanos y autor de El trabajo del futuro, y el futuro del trabajo. “Cuando hay tantas reglas estrictas se elimina la agilidad, una palabra clave en el mundo actual de los negocios”, dice. Melamed explica el concepto de Freedom with a Framework, que podría traducirse como Libertad de trabajo, con ciertos lineamientos pero con pocas reglas. Las personas quieren ideas claras, pero también libertad para decidir por cuenta propia, autonomía para definir sus prioridades y flexibilidad para ir ajustando en función de su visión personal y particular. “Las organizaciones que saturan con demasiadas reglas y condiciones infantilizan a sus equipos, ya que en lugar de tratarlos como adultos con capacidad de decisión e innovación, les terminan fijando cada paso que deben dar. Considero que la clave es transformar las reglas por lineamientos, y el pensamiento podría estar más direccionado en fijar los límites y brindar la libertad para actuar dentro de ellos”, cierra.

Dotar de más autonomía se puede intentar en varios niveles: en la tarea, en el equipo, en el tiempo o en las técnicas para llegar a una meta. El autor y emprendedor serial Seth Godin dice que para él el arte consiste en escoger cuáles son sus límites. “Esa es la autonomía que más persigo, la de tener la libertad de elegir mis propios límites.”

Fuente: La Nación